El mundo de los amargos ha encabezado la revolución en el hábito de consumo y nos descubren un variado abanico de cócteles para tomar a la hora del aperitivo.

Oviedo siempre ha sido ciudad de cóctel, de Mojito por la noche y de Gin Fizz al medio día… O eso nos cuentan en la barra de Mala Saña los clientes mas veteranos. Aunque bien es cierto que esa costumbre de abrir el apetito con un Gin Fizz se perdió y con ella todo lo que se asemejara a disfrutar de la coctelería por el día ¡Hasta ahora!

Mala Saña se disfruta de noche pero también se disfruta de día porque existen cócteles para cada momento y para cada estado de ánimo ¿Entonces por qué no vamos a disfrutar de los placeres de un buen trago?

En uno de nuestros viajes a Italia conocimos desde dentro la cultura del aperitivo y los amargos, algo que para ellos es casi como una religión donde amigos y familiares se reúnen en torno a una mesa para disfrutar de la gastronomía local acompañándolo de tragos como el Negroni, el Spritz o simplemente con vermú o «amaros» refrescados en las rocas.

A nuestra vuelta teníamos claro que cuando Mala Saña abriese sus puertas debía de transmitir esa atmósfera de felicidad gastronómica. ¿Y sabes qué pasó? Lo conseguimos, conseguimos que Porlier sea Trastevere cada sábado y cada domingo a la sesión aperitivo.

Sesión aperitivo Mala Saña

Para éste año ya podemos anunciar las primeras sesiones aperitivo que darán comienzo en Mayo y se celebraran cada mes hasta finalizar el año. Estamos muy contentos de poder presentar un nuevo producto llamado Bonanto que nació hace muy poco en Barcelona ¡Aquí está el calendario! ¡Nos vemos!